6 mitos y realidades sobre el crédito inmobiliario en México

Descubre en este artículo los mitos más comunes en torno al crédito inmobiliario en México y cuáles son sus realidades.

Mito #1: Los bancos van a financiar el 100% del valor total de la propiedad que quiero comprar

En concordancia con la Ley 546 del año 1999, el porcentaje de financiación permitido para la compra de una vivienda mediante un crédito inmobiliario es como máximo el 70% del valor de la propiedad y un 80% en caso de ser una Vivienda de Interés Social (VIS).

Por esto es necesario que las familias interesadas en obtener un crédito inmobiliario cuenten con por lo menos el 20% del valor total del inmueble ahorrado, ya sea con sus propios recursos o por medio de cesantías o un subsidio de vivienda.

Cabe mencionar que en los casos de leasing habitacional, el porcentaje de financiación para el crédito hipotecario no está limitado, siempre que se cuente con la capacidad de pago adecuada y se apruebe con las políticas y condiciones de la entidad financiera que lo ofrece.

Mito #2: Las tasas de interés de un crédito hipotecario son muy altas

Cuando una entidad financiera cede dinero corre el riesgo de perderlo, por esta razón se crean diferentes tasas de interés según el destino que le quieras dar al dinero prestado. Esto quiere decir que mientras más riesgo haya, más caro será el crédito.

Sin embargo, los préstamos hipotecarios representan un riesgo muy bajo para las entidades financieras, ya que el inmueble funciona como garantía de dicho préstamo.

Esto se traduce en tasas de interés muy bajas en comparación con otros tipos de créditos, como los de consumo, incluidas las tarjetas de crédito.

Mito #3: La manera más económica de encontrar una casa económica es a través de los remates inmobiliarios

Aunque los remates inmobiliarios ofrecen oportunidades muy atractivas para la compra de un departamento o vivienda, cada oportunidad debe estudiarse con mucho cuidado.

No solo se debe tomar en cuenta el precio ofertado, sino también los gastos y las deudas que la propiedad trae consigo. En caso de haber un saldo pendiente, este pasará directamente al deudor.

Además, la propiedad puede contar con deudas de servicios públicos, de administración e impuestos, entre otros.

Mito #4: Nunca me otorgarán un crédito inmobiliario debido a que no tengo un trabajo formal

Si puedes comprobar tu actividad laboral e ingresos mediante facturas, cuentas bancarias o recibos de honorarios, entonces puedes calificar para obtener un crédito inmobiliario con cualquier entidad bancaria, de acuerdo con los requisitos para préstamos hipotecarios de la misma.

De hecho, ciertas instituciones han creado esquemas de ahorro en los que puedes demostrar tu capacidad de pago e incluso puedes obtener un crédito hipotecario aun teniendo un mal historial crediticio, dependiendo de tu poder adquisitivo y aval.

Mito #5: El CAT y la tasa de interés de los créditos para vivienda son lo más importante

Si bien el CAT y la tasa de interés son muy importantes a la hora de elegir tu crédito para vivienda, en realidad también debes tomar en cuenta otros elementos muy importantes del préstamo, como la amortización al capital durante la vida del crédito.

Debes analizar por completo el crédito ya que es normal que te presenten un crédito hipotecario con tasas bajas, pero que no tiene permitido amortizar capital. Esto quiere decir que todos los pagos durante los primeros años de tu crédito se irían solo a pagar comisiones e intereses.

Siempre es mejor elegir un crédito para casa que requiera de una mensualidad más alta, a cambio de que puedas realizar pagos a capital sin penalizaciones.

Mito #6: Un crédito inmobiliario es muy riesgoso

En realidad, las entidades financieras bancarias son tu mejor aliado a la hora de comprar tu propia casa a través de un crédito inmobiliario.

Los créditos hipotecarios vienen acompañados de varios seguros, como el de desempleo, que te ayudarán a enfrentar cualquier gasto imprevisto o eventualidad durante la vida del crédito.

Asimismo, cuentas con el apoyo de MejorTasa y su equipo de expertos que te ayudarán a elegir el mejor financiamiento inmobiliario de acuerdo con tus necesidades y posibilidades.

También nos encargaremos de todo el papeleo y te mantendremos informado del estado de tu crédito durante todo el proceso. ¡Todo esto sin ningún costo para ti!

 

 

credito inmobiliario