¿Qué tipos de hipotecas existen en México?

Conocer los diferentes tipos de hipotecas existentes en el mercado inmobiliario mexicano, te ayudará a saber cuál es el crédito hipotecario que más te conviene.

Los tres principales tipos de hipotecas en México

En México tenemos tres tipos de hipotecas principalmente, estas son hipoteca fija, hipoteca variable e hipoteca mixta.

Hipoteca fija

La peculiaridad de la hipoteca fija, es que pagarás la misma cantidad de interés durante toda la vida de tu financiamiento inmobiliario. Sin importar las fluctuaciones en el mercado, siempre pagarás la misma mensualidad por tu crédito hipotecario.

Para la hipoteca fija, el banco o entidad financiera te ofrece un interés fijo, el cual solo cambiará si incumples las condiciones pactadas como seguros, vinculación de nómina, incumplimiento de pago, etc.

Sin embargo, debido a que es un interés fijo, las entidades financieras que lo ofrecen regularmente, lo dan en un % mayor a las hipotecas de interés variable. Esto hace que no sea una de las hipotecas más baratas.

Pese a esto, las hipotecas fijas dan la seguridad de que pagarás siempre lo mismo, sin necesidad de imprevistos o sorpresas desagradables que pongan en riesgo tu patrimonio.

Hipoteca variable

Este tipo de interés para hipoteca, cambia constantemente durante la vida de tu crédito hipotecário, ya que se basa en la Tasa de Interés Interbancaria (TIIE). La TIIE cambia todos los días.

Esto quiere decir que si las tasas de referencia cambian, los pagos de tu hipoteca disminuyen.

No obstante, si dichas tasas de referencia suben, también lo harán tus mensualidades. Esta es la razón principal del por qué no es una de las mejores hipotecas a elegir en el mercado.

Hipoteca mixta

Este tipo de hipoteca combina aspectos de la hipoteca fija o variable, aunque realmente se comporta más como una variable.

En este caso, la entidad financiera te ofrece una hipoteca con un interés fijo durante algunos años, y durante el resto aplica el interés variable de acuerdo al tipo de financiamiento que contrates.

Por ejemplo, tu hipoteca variable podría tener un interés fijo durante los primeros 6 años, y para el resto de la vida de tu crédito aplicaría un interés variable el cual iría cambiando de acuerdo a la TIIE.

La hipoteca mixta te permite tranquilidad durante los primeros años, mientras se espera que se estabilice o mejore las condiciones a futuro.

¿Qué hipoteca me conviene más?

Antes de solicitar tu hipoteca, debes tener en cuenta tu situación financiera actual y cuáles son tus necesidades a futuro, para encontrar la hipoteca que más se adapte a ti. Recuerda que una hipoteca es un compromiso a largo plazo que de tomarse a la ligera puede poner en riesgo tu patrimonio.

Con una hipoteca fija pagarás más interés al iniciar tu préstamo, pero sabrás exactamente cuánto vas a pagar a lo largo de tu préstamo, lo que te puede ayudar a planear y ahorrar para futuros contratiempos.

En una hipoteca variable te beneficiarás en caso de haber coyunturas económicas, reduciendo el importe de tus mensualidades. Sin embargo, esto no es seguro y puedes sufrir de situaciones negativas con la TIIE, pagando mucho más de lo que habías planeado o incluso convertirse en un monto exorbitante.

Utiliza una calculadora de préstamos antes de contratar cualquier tipo de financiamiento inmobiliario.

Si quieres comparar entre los mejores bancos de México para encontrar la hipoteca perfecta para ti, utiliza nuestro simulador de crédito hipotecario Mejortasa.

Al hacerlo, también recibirás la ayuda de un asesor financiero especializado quién te ayudará a tomar la mejor decisión y se encargará del proceso de financiamiento por ti, para que no tengas que salir de casa más que para firmar los papeles de tu nueva casa.

¡Y todo completamente gratis!