¿Qué es la portabilidad hipotecaria?

¿Alguna vez has escuchado sobre alguien a quien después de unos años de pagar su financiamiento hipotecario su deuda no disminuye o aumentaba sus mensualidades, lo que hacía casi imposible pagarla?

Esta historia de terror puede ocurrir si no tienes cuidado de leer las letras pequeñas en el contrato de tu crédito hipotecario antes de firmarlo o si te retrasas con los pagos. Sin embargo, la portabilidad hipotecaria puede ayudarte en caso de que vivas esta pesadilla.

Portabilidad hipotecaria

La portabilidad hipotecaria te permite cambiar tu hipoteca de banco o institución financiera, con el objetivo de obtener mejores condiciones de crédito como mensualidades más bajas, menores comisiones o una baja tasa de interés en tu crédito hipotecario.

La portabilidad hipotecaria puede realizarse desde cualquier institución, sea pública o privada, solo después de cumplir ciertos requisitos, como no haberse atrasado con los pagos (estos pagos retrasados no serán cubiertos por la nueva institución financiera).

Antes de cambiarte a una mejor crédito hipotecario también debes tomar en cuenta algunos cargos que se te pueden hacer como los gastos notariales, gastos por escritura o comisiones por apertura de crédito en la nueva institución.

Revisa muy bien tu nuevo contrato

Antes de hacer cualquier cambio es mejor utilizar un comparador de hipotecas y revisar diferentes propuestas de portabilidad hipotecaria.

En algunas ocasiones las instituciones pueden ofrecer mejores condiciones, pero a cambio de ciertas limitantes para ti.

Aunque puedes cambiar tu hipoteca con otras entidades las veces que quieras, es importante revisar que las comisiones sean por lo menos iguales o mejores de tu crédito existente ya que incurrirás en otros gastos  al cambiar, como el Costo Anual Total (CAT).

En resumen, tendrás que revisar muy bien tus ofertas, comisiones y condiciones para encontrar cuál es el mejor crédito hipotecario para ti. También ten en cuenta que existe una gran diferencia entre un CAT y la tasa de interés para saber cuánto pagarás realmente por tu nuevo crédito.

¿Qué otros gastos incluyen la portabilidad hipotecaria?

Al cambiar de crédito hipotecario tienes que tomar en cuenta otros gastos como el costo de escrituración, de avalúo o el gasto notarial que se hace para traspasar la deuda de una institución a otra.

Muchos bancos ofrecen la opción de cubrir estos gastos como gancho para atraer clientes, pero siempre asegúrate de que realmente no lo estás pagando ya que estos gastos pueden hacer mucho más caro tu nuevo crédito hipotecario.

¿Cuándo puedo realizar una portabilidad hipotecaria?

Puedes realizar la portabilidad hipotecaria en cualquier momento que decidas una vez obtenido tu primer financiamiento inmobiliario, no importa si llevas apenas unos días o años pagándolo.

Tampoco existe un número limitado para cambiarte de instituciones, siempre que cumplas con los requisitos para llevar dicho trámite. Lo recomendable es elegir bien desde el comienzo para evitar gastos innecesarios.

Si no estás contento con tu hipoteca actual, ponte en contacto con nosotros para ver cómo podemos solucionar tu problema y elegir el financiamiento inmobiliario que más te conviene.