¿Qué documentos necesito para comprar una casa usada?

En esta ocasión, te decimos qué documentos necesitas para comprar una casa de segunda mano en México y porqué deberías hacerlo.

¿Por qué me conviene comprar una casa de segunda mano?

La principal ventaja de comprar una casa de segunda mano es el precio, sobre todo si compras tu casa usando un financiamiento inmobiliario. Además, obtendrás un lugar con un espacio mayor a menor precio en comparación con la compra de casas nuevas.

Otra ventaja de una casa de segunda mano es que es más fácil conseguirla en una buena ubicación, ya que generalmente las casas o departamentos nuevos no se encuentran en zonas urbanas sino en los alrededores de las ciudades.

Además, si cuentas con los documentos vigentes, el tiempo para habitarla es menor. Para un departamento o casa adquirida por medio del Infonavit el tiempo promedio de entrega es entre tres semanas a un mes, mientras que las casas nuevas o departamentos dentro de desarrollos en preventa tardan hasta dos años.

¿Cómo puedo saber el precio de una casa?

Para determinar el valor de una propiedad es necesario que contrates a un perito valuador que esté autorizado por la Sociedad Hipotecaria Federal. Esta persona se encargará de determinar el precio de la vivienda basándose en:

  •         Las rutas y vías que conectan con el inmueble.
  •         Los detalles, mejoras o acabados del inmueble.
  •         Antigüedad de la construcción.
  •         Tipo de construcción.
  •         Precios promedio en el mercado.
  •         Ubicación.

A su vez, las casas se pueden clasificar de la siguiente forma:

Vivienda mínima: barata y de condiciones precarias, no cuenta con un proyecto calificado ni acabados. Regularmente es una construcción provisional sin una infraestructura adecuada para la vivienda.

Económica: casas económicas que cuentan con acabados mixtos con algunos recubrimientos faltantes y una infraestructura parcial.

Media: casa individual con espacios diferenciados entre cocina, sala y recámaras, así como con acabados regulares e infraestructura adecuada.

Residencial: cuenta con espacios diferenciados y hasta extras, que sirven para necesidades adicionales como garaje, cuarto de lavado o estudio. Tiene un proyecto de construcción definido y acabados uniformes de buena calidad, en una zona segura y con una infraestructura de gran calidad.

Residencial plus: además de contar con todo lo de la anterior, cuenta con espacios de lujo como salón de fiestas, alberca, recámaras para los invitados o canchas de juegos. El inmueble ha sido creado bajo un proyecto adecuado con acabados de lujo y de buena calidad.

Como es natural, cada vivienda cuenta con un valor diferente pero, en promedio, el precio por una casa de segunda mano en la república es de $644, 290 pesos. Este dato es muy importante para conocer qué tipo de crédito hipotecario se adecua a tus necesidades.

Este precio ubica a las casas de segunda mano en el rango de viviendas económicas. Por otra parte, las viviendas más costosas de la república las puedes encontrar en el Distrito Federal, Querétaro y Morelos, mientras que las más económicas en Tamaulipas y Coahuila.

¿Qué documentos necesito para comprar una casa de segunda mano?

Los créditos para vivienda usada son los más comunes. Entre los requisitos para un crédito hipotecario deberás presentar la siguiente documentación:

  •         Identificación oficial vigente como tu credencial de elector, cédula profesional o pasaporte.
  •         Acta de matrimonio, tanto del comprador como del vendedor, cuando los mismos están casados por sociedad conyugal o por bienes mancumunados. Este documento le ayudará al notario a identificar en la escritura quién es el único dueño de la propiedad.
  •         También se debe contar con el título de la propiedad o una escritura notarial, que se encuentre registrada ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio. Dicho documento debe contar con el tamaño del terreno, nombre del propietario, gravamen, ubicación exacta, predial y señalamiento de adeudos de servicios en caso de existir.

Recuerda contar con un ahorro sustancial para cubrir cualquier gasto de hipoteca extra como los costos de apertura, gastos notariales, etc.

Como consejo, te recomendamos utilizar el comparador de hipotecas de Mejortasa. Al hacerlo, obtendrás las mejores propuestas de crédito hipotecario de la república mexicana sin tener que salir de casa.

También recibirás la ayuda de uno de nuestros asesores inmobiliario, quien con todo gusto iniciará tu solicitud de crédito por ti y te mantendrá informado durante todo el proceso del mismo. ¡Todo completamente gratis!