¿Es mejor comprar una casa ya hecha o construirla?

En la actualidad, la mayoría de las familias no encuentran lo que buscan en las casas ya construidas, por lo que la construcción de casas es una alternativa muy tentadora. Sin embargo, puede llegar a ser una alternativa costosa.

Veamos las diferencias entre construir o comprar una casa ya hecha usando un financiamiento inmobiliario, sus principales ventajas y desventajas, así como sus diferencias en las condiciones de crédito.

Ventajas de comprar una casa ya hecha

Lo primero es el tiempo ya que no tienes que esperar para mudarte inmediatamente. Si deseas construir tu propia casa esta puede tardar de 6 meses a 1 año en construirse.

Una opción intermedia es comprar una casa en preventa con un financiamiento para casas. Puede que esperes algunos meses, pero obtendrás un mejor precio y no tendrás que estar supervisando la obra.

Aquí vemos otro punto importante, ya que al no supervisar la obra te quitas un estrés importante por problemas como cambios de presupuesto, retrasos o diferencias creativas.

Otro punto es el costo. Si compras una casa usada su costo es hasta 30% más bajo que construir una casa exactamente igual, solo vigila que su antigüedad no exceda de los 15 años.

Comprar una casa ya construida es sin duda la opción más popular para los mexicanos debido al ahorro que conlleva, así como su tiempo de entrega, mejoras, ubicación o áreas más amplias.

Desventajas de comprar una casa

La principal desventaja es que en la mayoría de las veces obtienes una casa diseñada de forma genérica y no específica a tus necesidades.

También tienes que tomar en cuenta el costo que tendrás en reparaciones y remodelaciones, sobretodo si quieres remodelar a tu gusto. Estos gastos aumentan si la casa tiene más de 15 años de antiguedad.

Además, tienes que cuidar de no comprar una casa con defectos ocultos, como detalles de construcción en las instalaciones o infraestructura.

Si estás comprando una casa nueva, siempre investiga el profesionalismo y calidad de la desarrolladora y constructora que construyeron el inmueble.

Ventajas de construir tu propia casa

La principal ventaja de construir tu propia casa es que obtienes la casa de tu sueños, adaptada a tus necesidades y gustos.

Construir tu propia casa te da la oportunidad de integrar nuevas tecnologías que la hacen más eficiente, y que ayudan a disminuir los costos de agua y energía eléctrica.

Es también muy útil economicamente, ya que puedes construir tu casa en etapas y no hacer un gasto de golpe. Sin embargo, esto no puede ser el caso si ocupas un financiamiento inmobiliario, como veremos más adelante.

Desventajas de construir tu propia casa

La primera pregunta que viene a la mente es cuánto cuesta construir una casa realmente. Esto definitivamente depende de tus necesidades y lujos que quieras agregar al inmueble para mejorar tu calidad de vida.

Además, el espacio para construir se ha reducido considerablemente en todas las ciudades del país, y comprar un terreno para construir tu casa se ha vuelto muy costoso, por lo que muchos optan por comprar en los alrededores.

Esto resulta en incovenientes como un traslado más largo y menor calidad de vida.

También tienes que considerar el tiempo que llevará la construcción, así como todo el proceso de revisión que puede llegar a tomar más de un año, dependiendo del tamaño de tu vivienda.

¿Que ofrecen los financiamiento inmobiliarios para construir?

Existen diferentes tipos de hipotecas para la construcción de casas o comprar un terreno para construir tu casa. Los financiamientos más comunes regularmente ofrecen lo siguiente:

  • Un porcentaje del costo para comprar el terreno.
  • Un porcentaje del costo de la construcción de una vivienda en un terreno propio.
  • Un porcentaje del costo del terreno y de la construcción de una vivienda en el mismo.

En cualquiera de estos casos, tanto el terreno como la casa quedan como garantía de la hipoteca.

Por lo regular, un financiamiento para terreno o construir solo cubre hasta el 50% del costo de la construcción, del terreno o de los dos.

Asimismo, este tipo de financiamiento exige como mínimo un precio del terreno de 500,000  pesos, por lo que debes tener por lo menos 250,000 pesos guardados, aunque también puedes usar apoyos del Fovissste o del Infonavit.