Detalles sobre la documentación para tu crédito hipotecario

Conoce más detalles sobre los documentos de crédito necesarios para tu financiamiento inmobiliario en México, así como en qué momento deberás conseguirlos y la mejor forma de organizarlos antes de solicitar tu financiamiento inmobiliario.

¿Qué documentos necesito para solicitar mi crédito hipotecario?

En general, estos son los documentos de crédito personales que debes tener antes de solicitar tu crédito hipotecario con un banco.

  • CURP.
  • Recibos de nómina.
  • Estados de cuenta bancarios.
  • Contrato por tiempo indefinido.
  • Constancia laboral de tu empresa.
  • Comprobante de ingresos por salário.
  • Formato de consulta de buró de crédito.
  • Comprobante de ingresos independientes.
  • Copia certificada de tu acta de nacimiento.
  • Tu Registro Federal de Contribuyentes o RFC.
  • Estados de cuenta de tus ingresos declarados.
  • Formato completo de la solicitud de crédito hipotecario.
  • Identificación oficial vigente, como tu INE, cartilla militar o pasaporte.
  • Comprobante de domicilio (luz, agua, teléfono, predial) no mayor a los tres meses de antigüedad.

Requisitos de la vivienda que deseas comprar

Además de los requisitos anteriores, la vivienda que deseas comprar con tu crédito hipotecario deberá cumplir con las siguientes especificaciones:

  • Ser de uso habitacional exclusivamente.
  • No tener algún gravamen y estar libre de problemas jurídicos.
  • Contar con todos los servicios. estos incluyen agua, drenaje y luz.
  • Encontrarse dentro de la ubicación determinada por la institución financiera.
  • Estar dentro del margen de precios especificados por la institución bancaria que te brinda el crédito.

Documentación de la vivienda

Una vez que se autorice la vivienda para otorgar el crédito hipotecario, se te requerirá entregues la siguiente documentación:

  • Avalúo certificado.
  • Escrituras de la propiedad.
  • Boleta del impuesto predial.
  • Contrato de apertura de crédito.
  • Identificación del vendedor del inmueble.
  • Contrato de compraventa registrado ante notario público y el Registro Público de Propiedad a nombre del propietario actual.

Requisitos como solicitante

En el caso de que desees comprar un terreno y construir, debes contar con los planos arquitectónicos del inmueble a construirse.

Edad mínima: regularmente es 25 años, pero existen instituciones que ofrecen crédito hipotecario desde los 18 años si cuentas con una relación laboral activa.

La edad máxima promedio para un crédito hipotecario es de 60 años, aunque esta varía entre los 54 y 84 años, dependiendo del plazo que solicites y la institución bancaria.

Ten en cuenta que la edad máxima incluye en su cálculo el plazo del crédito. Esto quiere decir que el plazo de tu hipoteca y tu edad no deben superar la edad límite.

Relación laboral vigente: tu antigüedad laboral debe ser entre uno y tres años. Este tiempo puede ser sumando tu antiguo empleo en caso de haber cambiado recientemente de compañía, pero cumpliendo entre tres y seis meses de antigüedad en tu empleo actual.

Tipo de empleo: en ciertas instituciones financieras también se toma en cuenta el tipo de empleo que tengas. Por ejemplo, quienes trabajan independientemente tienen que comprobar más años en su actividad económica que las personas asalariadas.

Los créditos que funcionan en cofinanciamiento con el Fovissste o el Infonavit, los requisitos requeridos cambian de acuerdo a lo estipulado en dichas instituciones.

Comprobación de ingresos: los ingresos que tienes que comprobar varían de acuerdo con el financiamiento que has solicitado. El ingreso mínimo requerido en la mayoría de las entidades financeiras, ronda los nueve mil y veinte mil pesos mensuales.

Cabe aclarar que no todas las instituciones solicitan un ingreso mínimo mensual para otorgar un crédito hipotecario, pero es de mucha utilidad comprobar tu estabilidad económica para así, tener mejores oportunidades de aprobación.

Historial de crédito positivo: todas las entidades financieras realizarán una revisión de tu historial de crédito, para asegurarse de que puedes pagar una nueva deuda. Si no tienes un buen historial crediticio, puede utilizar el apoyo de un aval que sí lo tenga.

Seguros obligatorios: la gran mayoría de instituciones financieras piden la contratación de uno o varios seguros a la hora de firmar tu contrato. Estos pueden incluir un seguro por desempleo, un seguro de vida y un seguro por daños. El pago de estos seguros suele incluirse en los pagos mensuales de tu hipoteca.

Ahora ya conoces más a fondo sobre los documentos que se piden a la hora de solicitar un crédito hipotecario. Si tienes alguna duda, no dudes en contactar a nuestros asesores inmobiliarios.