¿Cuáles son los criterios para obtener un crédito para vivienda?

Creditos para Vivienda

A diferencia de la creencia popular, un buen historial de crédito no es lo más importante para las entidades financieras que brindan créditos para vivienda.

También se toman en cuenta otros factores importantes que tienen relación con tu capacidad para devolver el crédito hipotecario, ya sea por voluntad o forzosamente, y que es mejor tener en claro antes de solicitar un financiamiento.

¿Qué es un criterio de elegibilidad?

Se refieren a qué tan elegible eres para que un banco o Sofol (Sociedad Financiera de Objeto Limitado) pueda otorgarte un crédito.

Si planeas obtener un crédito para casa, debes considerar estos criterios primero para así seleccionar las instituciones o planes a los que puedes aspirar.

Veamos entonces, qué criterios de elegibilidad se utilizan para otorgar los créditos para vivienda en México.

Tu edad

Los rangos de edad, tanto mínima como máxima, varían de una institución financiera a otra. Por lo general, la edad mínima es de 18 años a 25 años y la máxima de 50 hasta los 65 años.

Ingresos mínimos

Este también varía entre cada institución financiera, al igual que con el monto del crédito hipotecario solicitado.

Las ganancias de las entidades de créditos para vivienda no provienen de las demandas a sus deudores, ni de quedarse con sus propiedades en caso de no cumplir con los pagos, sino de poder cobrar el capital que se prestó más los intereses y comisiones de forma puntual.

Por esta razón, uno de los criterios más importantes para otorgar un financiamiento inmobiliario es que los solicitantes puedan cumplir con las cuotas periódicas de un crédito para vivienda.

En ciertos casos, primordialmente las Sofoles, esta cantidad se expresa como X número de veces el pago mensual del financiamiento. Por ejemplo, un equivalente a cuatro mensualidades. En algunos tipos de crédito, el ingreso mínimo se fija en pesos.

En lo referente a la comprobación de ingresos, las Sofoles son a menudo mucho más flexibles, ya que puedes solicitar un crédito para casa aun teniendo una actividad informal, y comprobando tus ingresos con cartas de proveedores, estados de cuenta, etc.

Adicionalmente, las Sofoles cuentan con esquemas que te permiten generar un historial crediticio mediante aportaciones a fondos de inversión por tiempos determinados.

Antigüedad en tu trabajo

Otro criterio que cambia dependiendo de la institución financiera.

La antigüedad laboral requerida generalmente es de uno a tres años en tu empleo actual o en el mismo tipo de actividad (en caso de ser un trabajador independiente o empresario).

Si has cambiado de empleo, se te pide mínimo un año trabajado en tu empleo anterior más tres meses en tu empleo actual.

Referencias crediticias

Es posible que se te pidan referencias bancarias, como cuentas corrientes, de inversión, de ahorro, o de otros tipos de crédito. En cualquier caso, siempre se te hará una investigación en el Buró de Crédito.

Tu estado de salud

Algunos tipos de financiamientos para casas requieren que goces de buena salud, de acuerdo con lo que determine la compañía de seguros.

De la misma forma, puedes llegar a tener limitaciones para obtener tu crédito hipotecario si tu trabajo u ocupación es de alto riesgo.

Contar con una garantía

Una garantía permite que una entidad financiera se asegure de que, en caso de no cumplas con los pagos del crédito hipotecario, pueda recuperar el capital dado en préstamo más los intereses.

En el caso de los créditos para vivienda, la hipoteca sobre el inmueble es muy importante, ya que el préstamo no puede superar el 80% de la tasación de este.

En casos especiales, sobre todo cuando se van a otorgar préstamos por montos muy altos o a plazos largos, es posible que se requiera de un aval.

Un aval es un tercero, que no sea el cliente, que se pueda comprometer con su patrimonio en caso de que la deuda no se cumpla.

También es normal que, a la hora de otorgar un financiamiento o crédito para vivienda, la entidad financiera se fije en los activos del solicitante, como otros bienes muebles (joyas y acciones, por ejemplo), para que actúen como garantía en caso de incumplimiento.

Si tienes alguna duda sobre si cumples o no algún criterio, déjanos contactarte para poder ayudarte.

En MejorTasa siempre cuentas con la ayuda de nuestros asesores inmobiliarios altamente calificados y de manera gratuita.

financiamiento inmobiliario