¿Cuánto tarda un banco en conceder tu crédito hipotecario?

Si estás pensando en comprar tu casa a través de un financiamiento inmobiliario, sigue leyendo para entender los procesos que tendrás que seguir y cuánto tarda un banco en conceder una hipoteca.

¿Tendré que esperar mucho para tener mi casa?

Una vez aprobado los créditos hipotecarios por un banco, la entrega de los fondos para comprar tu casa varían de acuerdo a cada institución y dependiendo de si se encontraron problemas o no.

En general, el dinero se te acreditará a tu cuenta en un plazo de tres meses.

Además, un préstamo hipotecario atraviesa por dos etapas importantes las cuales se dividen en una serie de trámites muy importantes.

Etapa 1 para la aprobación de tu crédito: Solicitud de crédito

Durante esta etapa, la entidad bancaria con la que deseas obtener tu crédito hipotecario evaluará tu solicitud de crédito, así como revisar si cumples con todos los requisitos para la hipoteca. Estos incluyen:

  •         Evaluación de tu capacidad de pago con el buró de crédito.
  •         Antecedentes crediticios y actividad de ingresos.
  •         Declaraciones de impuestos.

Esta parte no debe tomar más de dos días y es para averiguar tu comportamiento como deudor y nivel de riesgo que representas para el crédito inmobiliario.

En algunas instituciones también se te pide una declaración de salud con la cual declararás cualquier enfermedad que padezcas, cirugías y enfermedades, así como la contratación de ciertos seguros asociados con tu crédito hipotecario, como un seguro de vida o de desempleo.

Por último, todos los préstamos hipotecarios solicitan una evaluación de la propiedad que estás interesado en comprar.

Es muy importante que durante esta parte se revisen muy bien los títulos de la propiedad que vas a comprar.

Utiliza la ayuda de un tasador o un abogado para revisar los antecedentes legales de dicha propiedad, con el objetivo de asegurar que la propiedad no tenga problemas legales que impidan la compraventa.

Este proceso dura alrededor de 15 días, tomando en cuenta que el estudio de la legalidad de la propiedad, puede tardar de 15 hasta 20 días hábiles en caso de no encontrarse problemas.

Etapa 2 de tu aprobación de crédito: escrituración y entrega

La segunda etapa comenzará con la escrituración de tu título ante la notaría y la firma del documento de compraventa.

Es muy importante que revises detenidamente este documento, sobre todo con lo pertinente al monto prestado, plazo, seguros incluídos, cuotas pactadas, tasa de interés, dirección, datos personales y especificaciones de la propiedad.

Una vez firmado el documento, el notario hará el cierre de la escritura para entregar las copias aseguradas a ambas partes. Para esta etapa, el plazo promedio general es de 5 a 20 días hábiles, plazo en el que deberás pagar los gastos notariales.

¿Existe una mejor alternativa?

Durante todo este proceso necesitarás dar muchas vueltas al banco de tu elección para entregar todos los papeles necesarios para los trámites, así como para firmar dichos documentos.

El tiempo varía mucho dependiendo de la entidad bancaria con quien decidas manejar tu crédito hipotecario, pero al final siempre necesitarás perder gran parte de tu tiempo en el ir y venir al banco.

Por suerte existe una mejor alternativa con la nueva era digital. Ya no necesitas salir de tu casa para contratar un financiamiento inmobiliario.

Usando nuestro simulador de crédito hipotecario Mejortasa obtendrás, sin la necesidad de visitar el banco, las ofertas hipotecarias de los mejores bancos de México.

Una vez obtengas estas propuestas, simplemente elige la que mejor se adapte a tus necesidades y nosotros te ayudamos con el resto.

Esto quiere decir que un asesor hipotecario te ayudará a enviar los documentos necesarios para iniciar el proceso de tu crédito con el banco de tu elección. ¡Sin la necesidades de salir de tu casa y completamente gratis!

En Mejortasa podemos ayudarte a ahorrar mucho tiempo y dinero al conseguir la mejor hipoteca del mercado. Iniciar no cuesta nada y es muy rápido, prueba el simulador y verifica por ti mismo lo sencillo qué es obtener el crédito hipotecario para la casa de tus sueños.

 

¿Qué pasa si ya no puedo pagar mi hipoteca?

El contratar un crédito hipotecario es una decisión muy importante a largo plazo pero, pese a todas las precauciones, en algunas ocasiones ocurren situaciones que nos impiden seguir con la responsabilidad.

Sigue leyendo para saber qué hacer en estos casos difíciles y las opciones que tienes disponibles, dependiendo del tipo de financiamiento inmobiliario que contrataste.

¿Qué pasa si no pagas tu crédito hipotecario?

Dependiendo el préstamo para vivienda, durante los primeros días se te cobrarán intereses moratorios o se aumentará la tasa de interés de tu crédito hipotecario, esto variará entre cada entidad y se estipula en el contrato.

Si no puedes pagar tus mensualidades completamente, puedes realizar una novación de las condiciones de tu crédito o cambiar tu hipoteca de banco, para buscar una mensualidad más baja.

En caso de que no pagues completamente la mensualidad de tu crédito o dejes de pagar por cierto periodo de tiempo (regularmente seis meses), la entidad responsable podrá embargar y subastar la vivienda. Esto te dará un registro negativo en el buró de crédito.

Si, por alguna razón, te das cuenta que no tendrás la capacidad para seguir pagando las mensualidades de tu crédito hipotecario, puedes renunciar tu financiamiento y entregar el inmueble.

¿Qué pasa si ya no puedo pagar mi crédito hipotecario con un banco o Sofome?

En caso de que ya no puedas pagar tu crédito hipotecario debido a que perdiste tu trabajo, puedes optar por utilizar un seguro de desempleo.

El seguro por desempleo debe contratarse antes de firmar el contrato de tu financiamiento inmobiliario. Este seguro cubrirá los pagos mensuales de tu hipoteca entre 6 y 12 meses, dependiendo de la aseguradora, en máximo dos ocasiones durante la vida de tu crédito.

Si el problema reside en que tu mensualidad subió de un día para otro debido a que tenía una tasa de interés variable o algo parecido, entonces puedes optar por la portabilidad hipotecaria.

A través de la portabilidad hipotecaria puedes cambiar tu hipoteca de banco con el objetivo de encontrar un mejor crédito hipotecário, y mejores condiciones de crédito como una mensualidad fija, más baja o menores cargos moratorios.

¿Qué pasa si ya no puedo pagar mi crédito hipotecario con el Infonavit o el Fovissste?

El Infonavit y el Fovissste son instituciones más accesibles en el momento de que no puedas pagar tu crédito hipotecario.

Con el Fovissste, si pierdes tu empleo, se te dará una prórroga de un año para hacer los pagos de tu crédito inmobiliario.

En el caso del Infonavit, si pierdes tu empleo cuentas con las siguientes opciones:

  •         Prórroga parcial. Con esta prórroga podrás realizar pagos mensuales de $803,21 durante seis meses. En este caso, el Infonavit cubrirá el 50% de los intereses que no se lleguen a pagar.
  •         Prórroga total, en el cual no pagarás por tu crédito desde 12 meses consecutivos hasta 24 máximos durante la vida de tu crédito hipotecario. Sin embargo, tu deuda aumentará por los intereses acumulados. Esta prórroga se activará inmediatamente al momento que te atrases con un pago.
  •         Fondo de protección de pagos. Este seguro te cubre el 100% de tu mensualidad hipotecaria durante seis meses. Puedes usarlo una vez cada cinco años.

En caso de ser pensionado o jubilado, de acuerdo a tu pensión, el Infonavit hará una reestructuración en el monto de tu mensualidad. Este apoyo solo se realiza una vez durante la vida de tu crédito, siempre que realices tus pagos a tiempo.

Ahora ya sabes que hacer en el caso de que ya no puedas pagar tu crédito hipotecario. Si buscas mejores condiciones de crédito o quieres saber más acerca de la portabilidad hipotecaria no dudes en contactarnos para ver cómo podemos ayudarte.

 

¿En qué tipo de vivienda me conviene invertir?

Invertir en inmuebles es una gran opción con altas posibilidades de flujo de dinero y crecimiento.

Con el fin de ayudarte a tomar mejores decisiones a la hora de invertir en propiedades hemos creado este artículo, en donde te explicamos los tres principales tipos de viviendas en los que puedes invertir para generar inversiones más rentables.

¿Las inversiones en inmuebles son seguras?

Aunque ciertamente toda inversión conlleva un riesgo, las inversiones inmobiliarias son de las menos riesgosas a largo plazo. Esto debido a la capacidad de aumentar su plusvalía con el tiempo y la posibilidad de generar un flujo continuo de efectivo al rentarla.

Si bien el crecimiento de tu inversión y las ganancias dependen de la demanda y el estatus del mercado, las inversiones inmobiliarias pueden ayudar a disminuir la incertidumbre económica del país.

Por otra parte, antes de invertir en una propiedad, ya sea con tu propio capital o a través de un financiamiento inmobiliario, debes saber elegir correctamente (que se encuentre en una ubicación favorable o en buen estado, por ejemplo).

Toma en cuenta que la mayoría de las personas preferirían vivir en un lugar cercano a sus centros de trabajo, seguro y con clínicas, centros comerciales y escuelas, sin importar que sea más caro que otro sin dichas características.

Por esta razón, las casas o departamentos en venta que cumplen con estas cualidades son de las mejores inversiones.

En la actualidad, existen tres tipos de inversiones inmobiliarias disponibles para el inversionista promedio.

Inversión residencial

Este tipo de inversión inmobiliaria está dirigida a la compra de departamentos o casas. Permite generar un retorno de inversión gracias al arrendamiento del inmueble con una ganancia entre el 3.5% y el 5%, dependiendo del segmento al que pertenece la propiedad.

Las viviendas pueden clasificar de las siguientes formas:

  •         Vivienda mínima o de interés social.
  •         Interés medio.
  •         Residencial.
  •         Residencial plus.

Entre más alta la categoría, más alto el precio. Sin embargo, esto no siempre es indicativo del porcentaje de retorno de inversión ni las ganancias de un inmueble.

Inversiones en oficinas

En la actualidad y sobre todo en ciudades grandes, la compra de oficinas son una tendencia ya que un contrato de esta índole puede extenderse por años. Es además un mercado emergente que ha tenido mucha demanda en ciudades con un desarrollo económico estable.

Antes de invertir en este tipo de inmueble, toma en cuenta que la rentabilidad de tu inversión depende del crecimiento de la zona en donde establezcas tus oficinas, así como del desarrollo económico del lugar.

Las ganancias que puedes obtener de rentar una oficina (independiente) es de aproximadamente el 6%, mientras que una oficina dentro de un edificio es del 5.5%.

Locales comerciales

Invertir en bienes locales comerciales es muy redituable a largo plazo y sin tanta dificultad ya que, de tener buena ubicación, muchos comerciantes estarán interesados en rentar tu espacio por un tiempo indefinido. Las ganancias por este tipo de inversión inmobiliario es del 3% al 7%.

Sin embargo, es importante notar que una gran cantidad de zonas comerciales que experimentan un gran desarrollo económico también manejan un precio muy alto, por lo que necesitarás de un gran capital para invertir.

Consejos para invertir en bienes raíces

Antes de comprar un inmueble, sigue los siguientes consejos para ayudarte a tomar una mejor decisión:

  •         Analiza muy bien la inversión total que necesitarás para comprar tu propiedad.
  •         Ten en cuenta que es una inversión a largo plazo.
  •         Calcula muy bien la rentabilidad del inmueble.
  •         De ser posible, diversifica tu inversión.
  •         Busca proyectos con precio de preventa.
  •         Asegúrate de que los papeles de la propiedad se encuentran en orden.
  •         Antes de rentar tu inmueble, revisa las referencias de tu nuevo inquilino.
  •         Cuidado con las zonas que no tienen plusvalía.
  •         Siempre analiza bien el mercado.

Ahora ya conoces en qué tipos de inmuebles puedes invertir. Si buscas invertir utilizando un crédito hipotecario, utiliza nuestro simulador de crédito hipotecario para encontrar las ofertas de los mejores bancos de México.

Además, recibirás la ayuda de uno de nuestros asesores inmobiliarios quien responderá todas tus dudas e iniciará el proceso de solicitud de crédito para que no tengas que salir de casa. ¡Todo totalmente gratis!